martes, 6 de noviembre de 2012

¿Te quieres lo suficiente?

Hoy , viendo unas fotos antiguas me he dado cuenta de una cosa .

He tardado más de cincuenta años en darme cuenta de que en realidad ,me quiero mucho .

A ver ........

Lo suficiente , quiero decir .

Y he tardado la misma cantidad de tiempo en descubrir que todos tenemos cosas que nos hacen especiales y distintos y nos pasamos la vida intentando ser de otra manera , mucho más parecidos a los demás y no potenciando nuestra "diferencia ", que es lo que nos hace únicos .

Fuí una niña solitaria y tímida con rizos imposibles y pecas ,que quería ser simpática y rubia con el pelo liso (la Navidad era mi momento , me la pasaba con un espumillón amarillo colgado de la cabeza como si fuera Fárrah Fawcett ) .

 

 

Adolescente extrovertida ,salvaje ,flacucha y tostada por el sol rodeada de chicos a los que les gustaban mis femeninas y pechugonas amigas y que me confiaban sus amores mientras yo sufría en silencio mientras competía con ellos a ver quien aguantaba más buceando .

Luego , de repente ,un verano ,me puse de moda , fuí tendencia ( jajajaaaa) en el pueblecito gallego donde pasaba los veranos ( duró una semana ) y yo no soportaba la presión de estar a la altura haciéndome la "toga" por las noches ( todo el pelo para un lado , como Anasagasti ,con un rulo gordo arriba , que ademås era fucsia )y envidiaba a las chicazos que no les preocupaba gustar a nadie .

A veces me hubiera gustado tener mucha más mala leche y otras muchísimo menos cinismo .

 

 

 

Otras ,más ovarios y otras menos huevos .

Y así siempre .

Hasta qué un día ( no ,no es de golpe , en plan" encuentros en la tercera fase" ) miras un poquito para dentro al alma ( jajaaaa) y dices ¡qué c.....! Soy súper especial , aunque sea de insoportable y te empiezas a conocer , a asumir y poco a poco a querer ...y luego a quererte bastante aunque te queden kilos de cosas por aprender ....

No hay que confundirse, hay cosas inviables ,que tienes que cambiar en ti , por ejemplo , la incultura , la intolerancia , la falta de compasión ,la prepotencia , la envidia ....

Pero ¿el pelo? ¿Las arrugas? ¿Tres kilos?¿tu locura? ¿Tus ganas de experimentar? ¿Tu independencia?¡Venga ya!

Y de repente , cuando ya eres muuuuy mayor ,abres un álbum de fotos y te das cuenta que fuiste siempre muy especial y no entiendes como te esforzaste tanto en no serlo .

 

 

46 comentarios:

  1. ¡Emocionada con tu post!¡que gran lección! muchas gracias. Te leo todos los días me sorprendes pero lo de hoy es de quitarse el sombrero. Una vez más¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho todo lo que dices hoy. Toda la razón, chica. Cuando uno asume como es, puede empezar a cambiar las cosas importantes, como por ejemplo, no saber quién es tal o cual pintor o tal o cual músico, o conocer mejor a esa persona que te llama la atención y no te atreves. Pero todo lo demás, los miedos, las inseguridades, carecen de importancia.

    Besos. Qué bien escribes, tía.

    ResponderEliminar
  3. Qué sabia reflexión!!!
    Dejémonos de buscar la uniformidad y vayamos a lo especial!
    En todos los aspectos, en el físico también!!
    Abajo los clones, arriba la diferencia!
    Y a vivir q son dos días!
    Smuak,Carmen

    ResponderEliminar
  4. Una reflexión maravillosa, como siempre un post de 10

    ResponderEliminar
  5. te voy a grabar diciendo estas cosas para ponérmelas en el despertador y empezar los días con buen pie. eres un sol enorme. beso

    ResponderEliminar
  6. Simplemente GENIAL. Porque durante toda mi adolescencia me quise entre poco y nada...no es que estuviese hundida pero no me quería mucho, siempre pensaba en mis amigas, tan guapas y estilosas ellas. Y yo con mi poca altura y mi demasiado pecho (ellas, al revés que tus amigas eran casi planas todas) pero luego llegué a Madrid yme puse de tendencia (jajajaja yo también!!) y me di cuenta de que yo era maravillosa para mucha gente, que no tenía que cambiar ni intentar ser quien yo era.

    Ahora mismo a pesar de que reciba anónimos en el blog diciendo tonterías, me quiero bastante, tengo mis momentos, pero me valoro como soy, me quiero como soy.

    Ojalá lo hubiese sabido antes....y eso que todavía queda mucho tiempo para que aprenda...

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia , tu sabes quien eres y eso es lo importante .
      Maravillosa es poco

      Eliminar
  7. Es una pena que no te hayas dado cuenta , que siempre has sidi especial. Me pega, porque quien tuvo, retuvo.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, primero deberiamos aceptarnos nosotras, conocer nuestras capacidades, nuestras posiblidades y ser conscientes, de que siempre podemos conseguir más.
    En la fe esta todo

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón Cristina, toda una lección que no deberíamos olvidar nunca. Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Yo me he molado a ratos, a ver, hay épocas, etapas en las que mucho y otras en las que algo menos. Tienes razón, nos pasamos el tiempo intentando ser, parecer, cambiar...¡que estrés! Cuánta razón en unas pocas líneas...¡Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Pues yo no quiero cumplir ta y tantos para darme cuenta de que soy especial. Quiero darme cuenta antes para así disfrutarlo, quiero darme cuenta antes para no mirarme más en el espejo. Pero ya puestos, quiero darme cuenta de que soy divina, jovencísima y estupenda. Jijiji. Ya puestos....

    ResponderEliminar
  12. Yo me quise poco hasta los 16, a los 16 se me manifestó la enfermedad heredada que padezco: depresión endógena, fueron muchos años en los que me odié... yo no empecé a quererme hasta los 30 que es cuando me permití a mi misma sonreír y descubrirme. Ahora soy feliz y me adoro...
    Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nerea , es duro pasar por una enfermedad como esa , pero seguramente eres más madura y fuerte que mucha gente
      Me encanta que te adores y te entiendo

      Eliminar
  13. yo nunca he querido ser rubia, fijaté!
    pero sí popular y gustar a los chicos, cosa que no ocurría cuando emepcé mi adolescencia, como a ti
    pero de mayor... no hay nadie que me quiera más que yo:)))
    1beso

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado el post, muy cierto todo. Me viene a la cabeza el anuncio de Mercedes, el de que la vida debería ser al revés, empezar a currar y tener poco dinero a los 70 años y estar en la cumbre de tu vida laboral y social a los 20, con todo lo que ello supone. Pero bueno, las cosas son como son y post como estos nos ayudan a ser mas conscientes de que si no nos queremos nosotros mismos, quien nos va a querer!

    ResponderEliminar
  15. Esta entrada se la voy a mandar a alguien que aún no sabe lo espedial que es...y de verdad, que reflexión mas interesante Cristina, sobre todo por que se te ve muy sincera y eso es en lo que pienso mucho ultimamente en la honestidad con uno mismo, en verse como uno es realmente y hacer cambios donde comprenda que tiene que hacerlos, aunque duela...del aspecto físico intento gustarme en lo mas bonito de mi y de lo que me menos me gusta intento aceptarlo aunque a veces sea frustrante y vulta a empezar en el intento, pero en el interior en mi "yo" me gusto y me quiero, que creo importanres las dos cosas, mucho mas ahora que antes y quiero seguir aprendiendo, mejorando y sembrando...y ya lo dejo. Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  16. que post más bonito!!! con lo sensible que estoy, casi me haces llorar!

    ResponderEliminar
  17. Jajajajaja! Estabas divina en todas esas fotos, jajajajaja! Qué camaleónica, qué cambios de "luk"!!!

    Bueno, bromas aparte, me encanta lo de redescubrirse.
    Yo me colgue el otro día tres fotos rivaival en la Orilla, porque me dio por reflexionar en lo de la juventud, divino tesoro, y sí, me pasé toda la tarde del domingo viendo álbunes, que casi se me había olvidado cómo era eso de pasar hojas con fotos descoloridas muchas... y verte, y recordarte, y reír a carcajadas por tal o cual recuerdo, o llorar como una tonta por... Sí, todo eso me pasó a mí el domingo, y luego busqué la poesía de Rubén Darío y me puse melancólica pero reivindicativa, como tú...
    Y eso, que me gusta ver que tú también te quieres, y que te hacías la toga, cosa de la que yo no tuve necesidad, y es que por aquel entonces yo quería tener rizos, ya ves! jajajaja!
    Somos la repanocha!
    Viva las gallinas satisfechas con sus crestas, sus plumas y achaques!
    Cacareos emocionados!
    Carcar!
    ;)

    ResponderEliminar
  18. Un post muy bonito.

    La verdad es que tu blog es de lo más ameno, tocas temas de lo más diversos y dispares,y siempre muy interesantes (por lo menos para mi, que al parecer tenemos gustos similares).
    Con recomendaciones muy buenas, que siempre me gustan, reflexiones con las que suelo estar muy de acuerdo, y sí, con entradas con las que casi a diario me sacas un sonrisa.

    Gracias!

    PD: Soy Pinipona (no siempre lo digo, más que nada, por no repetirme) pero a veces lo suelto para que me ubiques un poco... No por nada, más bien por evitar aquello de hablar con "desconocidos", que ya decían nuestras madres que es muy peligroso... jajajaja

    ResponderEliminar
  19. Muchas veces me veo reflejada en lo que escribes (me imagino que le pasará a mucha gente).
    El tema del físico es algo muy curioso para mí. Como todo el mundo, tengo cosas que me gustaría haber cambiado, pero nunca tuve un modelo a imitar, a la que quisiera parecerme. Yo me gustaba (y me gusto) como era, pero era bastante introvertida y no me gustaba llamar la atención ni que se fijaran en mí. La verdad es que tenía bastante asumido que sería difícil gustarle a alguien y que iba a quedarme soltera para siempre... Pero eso no pasó. De repente me puse lentillas y mi cara cambió. También aumentó mi confianza (vamos, que dejé la edad del pavo y me hice mayor) y pasé de ser el patito feo al cisne.
    Pero como todo, la belleza física es bastante efímera, y es asombroso ver cómo cambias y, sobre todo, cómo cambia la manera en que te ve la gente dependiendo de la imagen que tengas.
    Yo me lo recuerdo todos los días, entro en el baño como "la repu" y salgo como "Julia Roberts", aunque en el fondo siempre soy la misma persona, ¿no? Y eso es lo único que importa.

    (Creo que un día voy a hacer una selección de fotos tipo "antes" y "después", tengo una colección para mondarse!).

    ResponderEliminar
  20. Gracias por compartirnos estas palabras necesitaba esto hoy, la verdad tu eres muy especial y eso es desde dentro, un beso y gracias por transmitir este animo que tengas un mes maravilloso.

    ResponderEliminar
  21. Qué bonito....Personalmente creo que cultura, tolerancia, compasión....van de la mano. En mi caso cuanto mas leo y mas aprendo, mas me doy cuenta de lo ignorante que soy, lo que me hace ser humilde, tolerante y comprensiva no solo con los demás, sino también conmigo misma....y finalmente me quiero mas. Me encanta la forma que tienes de abordar temas bastantes profundos con ese desparpajo y frescura. Besos a tod@s.

    ResponderEliminar
  22. Claro que tienes que quererte, claro que eres super especial! No todo el mundo puede llegar a expresar tan claramente este o cualquier otro tema que te preocupe. Que al fin y al cabo son los problemas que tenemos toooodos (que levante la mano quien no se haya sentido inseguro alguna vez). Es que somos tontos: nos pasamos media vida lamentándonos de lo que no somos, de lo que no tenemos. Pero al final con los años, poco a poco uno se va relajando y quedando con lo importante. No a aceptarse, que suena a resignación, sino a verse desde fuera y decir: joder, pero si soy la leche!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo que me dices
      ¡Eso!¡la leche!

      Eliminar
  23. Pues claro que si! Y una vez que lo asumes... a vivir que son dos días.

    ResponderEliminar
  24. Puffffffffff tu post de hoy me ha encantado!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! de esos que me llegan al alma, y que diría taaaaaaaaaaaaantas cosas que no me caben aquí.
    Quererse a uno mismo, asumir, conocerse, aceptarse...sentirse ...muchas cosas que no siempre son fáciles de "maridar" ...pero creo que con la edad y la experiencia se van consiguiendo.
    Unbesazo! me encanta este blog por lo que dicen aquí, tocas tannntos temas distintos...es un lujo!.

    ResponderEliminar
  25. porque tu lo vales nena!!!
    que haya que llegar a los 50 para darnos cuenta...en fin es así tienes tooooda la razón, me ha encantado!!!
    un beso enorme,

    elena

    ResponderEliminar
  26. A veces nos exigimos demasiado...pobrecitas...con lo buenas que somos....

    ResponderEliminar
  27. No tienes pinta de quererte poco ;)

    Me he enamorado del pelo de la segunda chica de pelo blanco!!

    ResponderEliminar
  28. la segunda chica de pelo blanco no. La segunda chica, la del pelo blanco, sí.

    ResponderEliminar
  29. Un beso enorme a TODAS por vuestros comentarios ...
    He tenido un día laaaaaaargo y duro y es genial encontrarse ESTO
    :)))))))))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
  30. Yo lo digo siempre... es un cliché, pero creo en el: lo que importa es el interior. Y evidentemente todo el mundo se lo toma a coña... y le dan muchísima importancia al físico, cuando no la tiene, eso no quita cuidarse y quererse a una misma.
    Lo importante es ser feliz y reflejarlo al exterior, bsss

    ResponderEliminar
  31. Muchas veces creo que te he dicho que me quito el sombrero, pues me lo vuelvo a quitar y te lo digo en serio, con una reverencia



    Alpaca se despide con:

    No son las cosas las que atormentan a los hombres, sino la opinión que se tiene de ellas

    Autor: Epicteto

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Que identificada me siento contigo Cristina, yo de adolescente me sentía fatal, creo que no he empezado a quererme hasta los 30, y ahora pienso todas las oportunidades que perdí por hacerme tan pequeña, por intentar que nadie me viera.
    Ahora me miro y pienso, pero que guapa, q lista y q especial que soy, claro que si¡,ahora voy a arrasar!!!jaja :-)
    Me encantan tus post, eres genial!
    Soy Lío.

    ResponderEliminar
  34. He encontrado tu entrada a través de otro blog. La he leído y me he emocionado de verdad, porque tienes razón en todo. Es una pena que una aprenda a ver que es especial, por diferente, cuando ha gastado tantas energías en no serlo. Tengo una hija que cumple 12 años la semana próxima y pienso enseñarle tu post, porque es justo lo que yo le intento transmitir cada día. Muchas gracias.

    ResponderEliminar